Fuente: www.Pictoline.com
Es verdad que mucha gente refiere que tener la regla es un proceso fisiológico y normal en la mujer pero realmente, menstruar cada mes es una cosa que dificulta la vida diaria de toda mujer. Cada mes una tiene que preocuparse de los días en que se producirá el sangrado (puedes ver «Control del ciclo menstrual con APPs – capítulo 1 capítulo 2), uso de «braguitas de regla» ya que sabes que esas braguitas de Victoria Secret más vale que no sufran las consecuencias de la menstruación, te incomoda si has quedado con alguien, te hace sentir peor durante esos días…

En fin, la regla realmente puede resultar muy incómoda y así me lo cuenta muchísima gente en la consulta. Además, se sabe muy bien que los días en que se produce mayor sangrado es «relativamente fácil» colocar un tampón pero los días en que el sangrado es más escaso a la hora de retirar un tampón se ven las estrellas. Es por eso que me gustaría contaros un poco más sobre la copa menstrual. Es una herramienta útil, fácil de usar, económica, que protege tu flora vaginal y además protege el medioambiente.

¿Qué es una copa menstrual?

[Fuente: Texto adaptado de Wikipedia]

La copa menstrual es un recipiente reutilizable que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre. Más bien, se queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido.

Existen varios modelos de copas menstruales disponibles en el mercado, fabricados en distintos materiales —látex, silicona o plástico quirúrgico—. Es reutilizable y puede durar alrededor de 10 años con el mantenimiento adecuado.

El modelo más común de copa menstrual es en forma de campana; otro tipo de modelo menos común, realizado en polietileno tiene la forma del diafragma. Por ser muy flexible y suave, el modelo desechable se puede utilizar durante las relaciones sexuales.

Recordad! Aunque se puede utilizar durante las relaciones sexuales no funciona como anticonceptivo.

¿Qué tallas hay?

Hay varias tallas asociadas a la altura de la mujer y experiencia en su uso. Existen muchas marcas y diferencias entre ellas. Para que os hagáis una idea, os dejo una foto de una copa menstrual que considero que está bastante bien pensada.

Copa Menstrual Enna Cycle. Este modelo viene acompañado de un aplicador, realmente muy útil.
Las tallas disponibles actualmente son:

  • Talla S o pequeña. Indicada para mujeres menores de 18 años y sin relaciones sexuales. Diámetro: 38 mm, longitud: 45 mm, capacidad: 23 ml.
  • Talla M o mediana. Diámetro: 41 mm, longitud: 48 mm, capacidad: 28 ml
  • Talla L o grande. Diámetro: 44 mm, longitud: 51 mm, capacidad: 34 ml y
  • Talla XL o extragrande. Diámetro: 47 mm, longitud: 56 mm, capacidad: 42 ml.

¿Entonces, qué talla uso?

  • Mujeres que no han tenido hijos:
    • <18 años: S
    • 18-35 años: S/M
    • 35 años: M
  • Mujeres con uno o más partos vaginales:
    • <18 años: S/M
    • 18-35 años: M/L
    • 35 años: M/L
  • Mujeres con mínimo una cesárea:
    • <18 años: S
    • 18-35 años: S/M
    • 35 años: M/L

¿Cómo empezar a usarla?

Antes de empezar a usar la copa vaginal, se debe esterilizar en agua hirviendo durante 5 minutos cubriéndola completamente. Este proceso se debe repetir al inicio o al final de cada ciclo. Durante la menstruación es suficiente limpiarla con agua corriente.

Antes de usar la copa un día del periodo pruébala un día que no estés en el ciclo menstrual.
  1. La copa se puede plegar de distintas formas (en V, en C o en S).
  2. Recomendamos usar el pliegue en V (es más fácil) y a veces el uso de lubricante en los dedos para no hacerte daño en la vagina puede ayudar.

Os dejo una imagen de los distintos plegados que puede tener la copa menstrual:

¿Cómo se quita?

  1. Lavarse bien las manos con jabón.
  2. Relajarse. Alcanzar la parte baja de la copa y sujetarla. Ahora, aplástala con tu dedo índice y pulgar y así perderá el vacío. Para facilitar el proceso puedes hacer un poco de Valsalva (es decir, hacer fuerza hacia abajo) y así ayudarás a extraerla. [No aprietes toda la copa para no derramar el contenido]
  3. Vacíala, límpiala bien y ya la tienes lista para volver a colocártela. Si la vas a guardar para el siguiente ciclo menstrual, hiérvela antes de guardarla.
¡Recuerda!
Lo recomendado es un máximo de unas 12h aprox. pero olvídate de levantarte por la noche ;). Cuando quieras cambiarte, saca la copa, vacíala y la puedes limpiar con una toallita o agua.

¿Cuándo sé que me la tengo que cambiar?

Los primeros días suelen ser días de mayor flujo y cantidad abundante. Se recomienda su cambio cada 5-8h (depende un poco también de la talla que uses). Al final del ciclo será suficiente con cambiarla cada 12h.

Yo te recomendaría que las primeras veces que la uses la pruebes en casa, cuidando el tiempo e intentar retirarla cada 5h, así ves cuándo de llena está la copa y puede adaptarte a su uso.

Me gustaría, si tenéis 10 segundos, que contestárais la siguiente encuesta para saber el uso de la copa menstrual entre las lectoras del Blog.

Un saludo y gracias!

Rubèn Baltà