RECOMENDACIONES DURANTE EL EMBARAZO: Sí debes/No debes

A veces una imagen vale más que mil palabras y así lo define muy bien esta ilustración de algunas de las recomendaciones que entregamos en la consulta básica de obstetricia a toda embarazada que nos consulta:

Debes y no debes durante el embarazo

Es cierto que el embarazo es un proceso fisiológico y a menos que sea de riesgo, el control con la matrona de referencia y los controles ginecológicos/obstétricos de rutina suelen ser suficientes.

Igualmente, es importante recordar algunas de las principales cosas que se recomiendan y que NO se recomiendan durante el embarazo:

SE RECOMIENDAN DURANTE EL EMBARAZO

  • Seguir los controles rutinarios con su matrona/ginecólog@ de referencia.
  • Controlar la alimentación. No vale la excusa de: «como por dos» o «ya que estoy embarazada atraco la nevera».
  • No te prives de nada pero mantén la razón ante todo. Recuerda la frase «Come frecuente pero en poca cantidad».
  • Intenta controlar el tipo de alimentos que ingieres durante el periodo del embarazo (intenta evitar alimentos excesivamente cargados de azúcar y con alto contenido de sal).
  • Hacer ejercicio es ideal para un embarazo sano. Toda mujer que antes del embarazo fuera deportista podría seguir con su rutina de entreno habitual pero adecuando el ejercicio.
  • Intenta hidratarte bien y más en esta época de Infierno soleado!

NO SE RECOMIENDAN DURANTE EL EMBARAZO

  • El embarazo es un momento ideal para dejar de fumar, aprovecha ahora y ahorra no comprando más tabaco ;). Recuerda que es perjudicial tanto para ti como para tu bebé.
  • Intenta evitar el contacto con algunos tipos de animales y sobretodo con sus heces. Presta especial atención a los gatos ya que son un vector de transmisión de la toxoplasmosis.
  • Evita el alcohol y las sustancias tóxicas, drogas…
  • Evita los baños de agua con temperaturas muy altas como las saunas y los baños de vapor.
  • No consumas alimentos crudos (carnes o pescados). Si quieres puedes congelar durante 24-48 horas los alimentos y después cocinarlos a una temp alta de cocción.
  • Reduce el consumo de café a un máximo de 1 o 2 tazas/día. Intenta no consumir bebidas con cafeína.

Esto sería un recopilatorio de algunas recomendaciones básicas para el día a día que habitualmente damos en la consulta. Y finalmente, recordad: DISFRUTAD DE VUESTRO EMBARAZO!

[fuente de la imagen: www.masquepeques.com]