Casos quirúrgicos/Surgery Cases: info@rubenbalta.com

Hemos recibido muchas solicitudes sobre procedimientos médico-quirúrgicos sobre los miomas uterinos. A través de este post os queremos dar un poco más de información sobre los mismos.

¿Qué os vamos a contar?

Los miomas uterinos son bolas de tejido muscular que crecen la pared del útero. Pueden causar síntomas como sangrado menstrual abundante, dolor pélvico, presión en la pelvis y cambios en la frecuencia urinaria. Hay varias opciones de tratamiento disponibles, como medicación (hormonas y similares), cirugías abiertas o mínimamente invasivas, embolización y radiofrecuencia. En algunos casos puede ser necesario realizar una histerectomía. Al final del artículo encontraréis información para contactar con nosotros en caso de necesitarlo.


¿Qué son los Miomas Uterinos?

Los miomas uterinos son masas de tejido muscular que crecen en la pared del útero, hacia fuera o hacia dentro de la cavidad uterina. A menudo son asintomáticos y se descubren durante exámenes médicos de rutina. Sin embargo, en algunos casos, pueden causar síntomas incómodos y problemáticos, como sangrado menstrual abundante, dolor pélvico, presión en la pelvis y cambios en la frecuencia urinaria. Aunque raramente son cancerosos, estos crecimientos pueden causar una variedad de síntomas y preocupaciones. En este artículo, exploraremos qué son los miomas uterinos y los diversos tratamientos médico-quirúrgicos disponibles para abordarlos.


Síntomas y Diagnóstico

¿Te preguntas si tus síntomas podrían estar relacionados con miomas uterinos?

Los miomas uterinos pueden causar una variedad de síntomas que pueden variar según su tamaño, ubicación y cantidad. Algunas mujeres con miomas pueden no experimentar ningún síntoma en absoluto, mientras que otras pueden experimentar síntomas incómodos o problemáticos. A continuación, te presento algunos síntomas comunes asociados con los miomas uterinos:

  1. Sangrado menstrual abundante (SMA): Uno de los síntomas más comunes de los miomas es el sangrado menstrual excesivo o prolongado. Esto puede llevar a períodos más intensos y prolongados, así como a la necesidad de cambiar tampones o toallas con más frecuencia de lo habitual.
  2. Dolor pélvico: Los miomas pueden causar dolor pélvico, que puede variar desde leves molestias hasta dolor intenso. El dolor puede ser constante o intermitente y puede empeorar durante la menstruación.
  3. Dolor durante las relaciones sexuales: Algunas mujeres pueden experimentar dolor durante el sexo debido a la presencia de miomas, especialmente si están ubicados cerca del cuello uterino o en la pared del útero.
  4. Presión en la pelvis: Los miomas más grandes o aquellos que crecen en ciertas ubicaciones pueden causar una sensación de presión en la pelvis o el abdomen.
  5. Frecuencia urinaria aumentada: Miomas que presionan la vejiga pueden causar la necesidad de orinar con más frecuencia.
  6. Hinchazón abdominal: Miomas grandes pueden hacer que el abdomen se sienta hinchado o abultado.
  7. Anemia: El sangrado menstrual excesivo causado por los miomas puede llevar a la anemia debido a la pérdida de hierro y sangrado persistente.
  8. Dificultad para quedar embarazada: En algunos casos, los miomas pueden afectar la fertilidad si interfieren con la implantación del embrión o bloquean las trompas de Falopio.

Opciones de Tratamiento

Descubre las diversas opciones de tratamiento disponibles para abordar los miomas uterinos. Desde enfoques médicos, como medicamentos para aliviar los síntomas, hasta tratamientos quirúrgicos como la miomectomía y la ablación por radiofrecuencia, te ayudaremos a comprender cuál podría ser la mejor opción para ti.

  • Observación médica: Si los miomas son pequeños y no causan síntomas significativos, se puede optar por una observación continua para monitorear su crecimiento y desarrollo.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroides (AINEs) o anticonceptivos hormonales, pueden aliviar los síntomas asociados con los miomas, como el sangrado excesivo y el dolor.
  • Miomectomía: Este procedimiento quirúrgico implica la extirpación de los miomas mientras se preserva el útero. Es una opción para las mujeres que desean mantener la capacidad de tener hijos en el futuro.
    • Por minilaparotomía/laparotomía: a través de este tipo de abordaje realizamos una incisión abdominal de unos 5cms o del tamaño que precise por el tamaño uterino/del mioma, para poder tratar y realizar la exéresis de los miomas. Es un procedimiento muy agradecido y que en muchas ocasiones recomendamos en miomas muy grandes, que deforman gran parte del útero y después necesitmos un correcto funcionamiento del útero para buscar un embarazo.
    • Por histeroscopia: a través de una cirugía mínimamente invasiva y de rápida recuperación (ingreso y alta el mismo día) se pueden eliminar muchos de los miomas que afectan la cavidad uterina, conocidos como submucosos. Son los principales a tratar en casos de sangrado menstrual abundante o fertilidad. Esta cirugía se basa en la visualización del interior del útero a través d una cámara (histeroscopio) que nos permite diagnosticar, tomar biopsias y tratar múltiples patologías intrauterinas como los miomas.
    • Por laparoscopia: cirugía mínimanente invasiva a través de la cual accedemos a la cavidad abdominal y pélvica a través de unas pequeñas incisiones en la barriga. Es una cirugía de rápida recuperación con la cual en 24h habitualmente podemos ir al domicilio a seguir las indicaciones médicas.
  • Ablación endometrial: En esta técnica, se destruye el revestimiento del útero para reducir el sangrado menstrual excesivo causado por los miomas. Habitualmente se realiza vía histeroscópica a través de una cámara, sin incisiones y con una recuperación muy rápida. Ingreso y alta el mismo día.
  • Embolización de miomas uterinos: Este procedimiento no quirúrgico implica bloquear el flujo sanguíneo hacia los miomas, lo que provoca su encogimiento y disminución de los síntomas.
  • Radiofrecuencia de los miomas uterinos: La ablación por radiofrecuencia de miomas uterinos es un procedimiento que utiliza energía de radiofrecuencia para tratar los miomas y reducir los síntomas asociados. En este procedimiento, se inserta un dispositivo especial a través de una pequeña incisión en la piel, generalmente en la región abdominal, cerca del mioma que se va a tratar. El dispositivo emite energía de radiofrecuencia controlada que calienta y destruye el tejido del mioma. Este calentamiento controlado puede encoger o desnaturalizar el tejido del mioma, lo que eventualmente conduce a su reducción en tamaño y a la disminución de los síntomas. Es importante mencionar que este procedimiento está diseñado para tratar los miomas sintomáticos, no para eliminarlos por completo.
  • Histerectomía: En casos graves o cuando otros tratamientos no son efectivos, la histerectomía puede ser necesaria. En este procedimiento, se extirpa el útero por completo. Puede ser una cirugía necesaria en casos de resistencia a tratamiento médico y se puede realizar por cirugía VNOTES sin cicatrices.

Imágenes de algunos de nuestros casos


Conclusión: Si estás experimentando síntomas relacionados con los miomas uterinos, es importante hablar con un profesional de la salud para discutir tus opciones de tratamiento. Cada paciente es único, y el enfoque de tratamiento puede variar según la situación médica y las preferencias personales. La educación y la toma de decisiones informadas son esenciales para abordar los miomas uterinos de manera efectiva y mejorar la calidad de vida.

Recuerda que este artículo proporciona información general y no reemplaza el asesoramiento médico individualizado. Si tienes preocupaciones sobre los miomas uterinos, te recomendamos consultar a un profesional de la salud calificado.


Encuentra Apoyo

Sabemos que enfrentar la posibilidad de tratamiento puede ser abrumador. Te proporcionamos información en consulta y recursos audiovisuales para que puedas entender y comprender lo que está sucediendo y el procedimiento al cual vas a someterte.

Además, tenéis la opción de poder dejar comentarios en esta página para que os podamos contestar. Si necesitáis una consulta médica podéis hacerlo desde la sección correspondiente (o haciendo click aquí)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies